miércoles, 8 de julio de 2015

MAR.

Paseas por mi arena, sin miedo a quemarte. Dejas que te moje, que la brisa acaricie tu piel. Que el sol te queme hasta el atardecer. Te fundes en el agua, me respiras y me nadas. Me buceas, buscando tesoros, desechando el oro.  Te subes al acantilado más alto y gritas. Me gritas fuerte y sin sentido. No hay más sentidos que tus caricias. El agua golpea con intensidad, con intimidad, en aquel lugar solitario. Y multitudinario. Porque te sobran todos, y todas. Menos yo, que sigo aquí, mirándote. Me ofreces calma, como el mar que baña tu playa. Calma y oxígeno. Calma y color. Calma y amor. Calma en este mar, que soy yo. Y que eres tú. 

2 comentarios:

  1. ¡Ester! ¡Qué placer volver a leerte! Recuerdo que gracias a tu blog, me animé a crear el mío propio, así que después de mucho tiempo sin pasar por Blogger me ha hecho mucha ilusión volver a leerte.

    Sigue así, eres maravillosa.

    Te dejo la dirección de mi blog por si decides ir a echar un vistazo: http://aunpasodesentir.blogspot.com.es/

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!!
    Me encanta este blog....es hermoso todo lo que publicais!!!
    gracias por compartirlo!
    besosss

    ResponderEliminar

Valoración del minitexto