domingo, 31 de enero de 2010

BODA.

El mundo está lleno de personas. Cuando los caminos de dos de esas personas se cruzan, puede suceder algo mágico. Algo llamado amor y que no todos tienen la suerte de sentirlo. El amor es cosa de dos. Compartirlo y recibirlo. Sin ser egoístas. El amor no puede serlo. Va en contra de todos sus principios. Unos principios que cada pareja va descubriendo. Ya que como sabemos, no hay manuales. Sí que hay consejos y errores de los que aprender, pero nadie sabe mejor que los propios enamorados qué cosas son las fundamentales para que cada día, ese amor siga creciendo. Y crece paso a paso. Poco a poco. Sin prisas. Con buena letra y es que esa pareja está escribiendo su historia. La mejor a ojos de ellos. Bonita a los de los demás y única a los de todos. Esa historia puede durar toda una vida. Como lo vuestra, Inma y Fernando, que con esta boda, sólo habéis escrito un capítulo más de una preciosa historia a la que le quedan muchas hojas que rellenar. Cuidadla. Sonreír al recordar todo lo maravilloso que os ha aportado. Aprender de las faltas de ortografía que podáis cometer para ir perfeccionando. No os olvidéis de incluir a nuevos personajes llamados hijos y nunca permitáis que en algún capítulo no aparezca, al menos una vez, que os amáis incluso aún más que en el primero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Valoración del minitexto